Bienvenid@s

Quiero compartir estas pequeñas historias, espero que las disfrutéis.
Saludos


9.8.08

Cleptomanía

No es el valor de lo que robo. Es esa sensación tan excitante de esquivar a las cámaras de seguridad, de pasar por delante de la cajera y del guarda de seguridad con el corazón a mil. Es sentirme libre y vivo cuando piso la calle… No sé si me entiende, señor comisario.

2 comentarios:

Dharma dijo...

Wow!

Excelente y sin palabras!
Insuperable.

estela dijo...

Qué bien me la paso cuando te visito, Javier...

Tus microcuentos son absolutamente geniales!

Un abrazo