Bienvenid@s

Quiero compartir estas pequeñas historias, espero que las disfrutéis.
Saludos


9.9.08

Amanita

Después de comerme esa seta tan bonita me quedé dormitando en un claro del bosque y al despertar me vi rodeado de duendecillos por todas partes. Para mí que me zampé su casita.



3 comentarios:

Dharma dijo...

Toda una ternura de micro. Jajaja Que lindo!

estela dijo...

Pero que cosa tan tierna y bonita!
Como siempre, es un enorme placer leerte!.

Besos.

Jose Javier dijo...

Aunque el micro esta recubierto de ternura, lo que describe son las primeras alucinaciones al comer la amanita muscaria... una seta alucinógena pero muy bonita.
Muchas gracias y muchos besos